Izquiera Unida hace balance de la feria

Se acabó la feria de Guadix y toca hacer un breve repaso de lo que a juicio de Izquierda Unida han supuestos estos días, su repercusión entre los que aquí vivimos y los que nos acompañan ya sea de visita o feriantes.

00-iu

Un año más se hace evidente que el recinto ferial necesita actuaciones de mejora en cuanto al pavimento así como de instalaciones permanentes (caso de los servicios públicos y aseos) que permitan una higiene digna a visitantes y personas que participan en el ferial convirtiendo éste en su casa por unos días. Desde IU venimos reclamando año tras año estas actuaciones para que de forma progresiva se vaya mejorando el ferial y su entorno, con la aspiración de equiparar Guadix a municipios de la provincia que aún siendo menores son ejemplo en cuanto a infraestructuras y equipamientos con recintos feriales perfectamente ordenados y con medios que además sirven para otro tipo de actividades o eventos como es el caso de Guadix que lo destinamos a mercado semanal.

Estos dos últimos años la feria se ha extendido en el tiempo más de lo habitual, adelantándose un fin de semana al programa oficial, incluso este año coincidiendo con las fiestas en Hernán Valle, anejo de Guadix, incidiendo de forma negativa en la pedanía pasando desapercibido en el resto del municipio y mermando por tanto la asistencia y participación en unas fiesta con mucha tradición y arraigo que con todo en contra, y gracias a su alcaldesa pedánea, María Ortega, y al trabajo de los mayordomos del pueblo han realizado unas de las mejores fiestas que se recuerdan en H. Valle, superado la mala planificación de la concejalía de fiestas de Guadix que  como decía al principio  ha hecho coincidir ambas citas, no sabemos si por despiste.

En cuanto a su repercusión en Guadix el hecho de tener tantos días de feria y fuera de programación, creemos que ha sido negativo, por un lado para feriantes que se ven obligados a adelantar su montaje e incremento de gastos y por otro la sensación de poca participación y vacío del ferial que como era previsible solo cubrió expectativas de cara al fin de semana.

Como nota negativa también un año más han sido la instalación de servicios portátiles, lo decíamos al principio, la falta de inversiones en el ferial para que disponga de aseos fijos en enclaves estratégicos como las carpas de discoteca hace que los aseos portátiles no cubrieran la demanda o por su propio carácter de portátil no estuvieran debidamente conectados a la red de saneamiento, lo que hacía que las aguas fecales camparan por parte del recinto ferial a su antojo, por no hablar ya de las conductas incívicas de muchos usuarios que por no esperar un poco hacían sus necesidades incluso a la vista pública sin que por parte de las autoridades se tomaran medidas ejemplarizantes más allá de una llamada de atención en cuanto a esta conducta. Estamos hablando de un problema grave en cuanto a salud pero también en  cuanto a seguridad, ya que hay que recordar que existía mucho cableado que estaba por el suelo y no aéreo como indican las normas de seguridad, con lo cual se han corrido riesgos de descargas eléctricas. Echamos en falta  el vallado de la zona no ocupada por casetas convirtiéndose en espacios donde la gente acude a hacer sus necesidades y se acumulan basuras, con la acumulación de basuras en las traseras de algunas casetas el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de malos olores y ratas.

Un año más el botellón ha vuelto a ser protagonista en nuestras fiestas, especialmente numeroso en la feria de medio día, desde nuestra organización echamos en falta actividades alternativas para nuestros jóvenes pero sobre todo la inexistencia de control alguno sobre la participación de menores en estas concentraciones de gente y especialmente en cuanto al consumo de alcohol en el botellón que diariamente se organizaba en el mismísimo centro del recinto ferial.

Desde Izquierda Unida destacamos en cuanto a lo positivo que se controlara el volumen musical tanto en casetas de comida como en casetas disco, algo que hacía falta para una mejor convivencia entre feriantes pero sobre todo para el disfrute de los propios usuarios que son quienes lo demandaban. Falta trabajar este aspecto con las atracciones de feria, aunque pensamos que con una mejor distribución en el ferial para que no se mezclen con otras actividades como las casetas de medio día la cuestión es solucionable.

Hemos mejorado en cuanto a medidas ambientales como ha sido la recogida selectiva de vidrio con contenedores específicos para ello, excelente medida, y falta para próximos años, desde aquí lo hacemos como recomendación, recogida selectiva también de plásticos y  aceites usados.