Recomendaciones de la concejalía de Salud ante las altas temperaturas para evitar un golpe de calor

La concejalía de Salud del Ayuntamiento de Guadix, representada por Rosi Requena, hace un llamamiento a la ciudadanía para que adopten las medidas necesarias para evitar un “golpe de calor” ante las altas temperaturas que se registran en Guadix. Conviene recordar que el denominado “golpe de calor” es un cuadro que puede ser grave y se produce cuando no se puede controlar nuestra propia temperatura, produciéndose así un desajuste térmico que no puede compensarse  por los sistemas de ventilación del cuerpo como son sudoración, respiración y dilatación de vasos sanguíneos.

 

Entre algunos de los síntomas que se presentan en el golpe de calor se encuentran: dolor de cabeza, calambres musculares, náuseas, aumento de la temperatura corporal y sudoración abundante; si la persona permanece mucho tiempo en ese estado sin tomar las medidas necesarias puede evolucionar a la gravedad, pudiendo presentarse lo siguiente: piel caliente y seca, aceleración del pulso, entumecimiento, pérdida de la conciencia y, en ocasiones, provocar la muerte.

 

Los principales grupos de riesgo son las personas mayores de 65 años y menores de 4 años, las personas que padecen enfermedades (cardiovasculares, obesidad, diabetes, Alzheimer, enfermedades respiratorias o mentales) y trabajadores expuestos al sol.

 

Algunas de las principales recomendaciones para evitar el “golpe de calor” y las altas temperaturas incluyen, entre otras, mantenerse bien hidratado; alimentación variada abundante de frutas, verduras y hortalizas frescas y cocidas; permanecer en lugares frescos o adecuadamente ventilados, usar ropa ligera, clara y amplia; protegerse del sol mediante el empleo de gorras, sombreros, gafas de sol. También se recuerda que se deben evitar las actividades deportivas o exposición prolongada al sol en las horas de calor extremas comprendidas entre las 11.00 y las 19:00 horas.

 

Si se padece alguno de los síntomas asociados al golpe de calor hay que reclamar inmediatamente asistencia sanitaria en el servicio de emergencias sanitarias 061 de la Junta de Andalucía.