Abierta hasta el 28 de julio en la Oficina de Turismo la exposición Colectiva de Fotografía del Grupo GranadaNueve en el que se incluye ATAFA

En ella se muestran 86 fotografías de otros tantos fotógrafos pertenecientes a las nueve asociaciones que conforman el grupo

Fotógrafos y aficionados a la fotografía se daban cita este jueves 6 de julio por la tarde en la sala de exposiciones de la Oficina de Turismo de Guadix para asistir a la inauguración de la exposición Colectiva de Fotografía del Grupo GranadaNueve, en el que se integra la asociación accitana ATAFA. En ella será posible ver hasta el próximo 28 de julio, en horario de mañana y tarde, las 86 fotografías de fotógrafos de las nueve asociaciones que forman parte del Grupo GranadaNueve que se han seleccionado para esta muestra itinerante que recorre varios municipios de la provincia, incluida la capital, y que ahora recala en Guadix.

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Guadix, Iván López Ariza, y la concejala de Cultura, Beatriz Postigo Hidalgo, acompañaron a los responsables de la asociación fotográfica ATAFA y a componentes del Grupo GranadaNueve en este acto de inauguración. En su intervención, López Ariza destacó la calidad de los trabajos expuestos y el gran valor que tienen iniciativas como ésta.

Tal y como explicó Cristóbal Medialdea, de ATAFA, “nuestra asociación tiene como objetivo divulgar y promover la fotografía y sus valores en la comarca”. Precisamente ayer se clausuraba también la primera exposición que los componentes de ATAFA han organizado para mostrar el trabajo de doce de ellos a través de tres fotografías de cada uno en el patio de la Escuela de Arte. Una muestra que ha resultado especialmente exitosa y por la que han pasado más de 500 personas como público. “Como fotógrafos, hemos salido de los discos duros para mostrar públicamente nuestro trabajo”, comentaba.

El objetivo de ATAFA es también divulgar nuestra comarca. Y por eso se ofreció a los asistentes una degustación de vino y queso artesanales elaborados en nuestra tierra. Ambos productos tienen en común haber sido curados en una cueva, “por lo que vienen del interior de la tierra”. Una degustación que se hizo posible gracias al apoyo de Bodegas Palenga y su vino Spilaio y a Quesos El Torilejo de Hernán Valle, así como al buen hacer de Ultramarinos Casa Ángel en el corte del queso y en el acompañamiento del mismo con uvas.