El proyecto del Geoparque, camino de hacerse realidad

El proyecto de Geoparque fortalece su candidatura con el acuerdo de 18 entidades e instituciones públicas

La iniciativa, que implica a 34 municipios de la provincia y 4 comarcas del norte de la provincia, está coordinada y cuenta con el respaldo de la Diputación de Granada.

Un total de 18 instituciones y entidades han firmado hoy en la sede de la Diputación de Granada el protocolo de creación del “Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada”. Con la firma de este acuerdo, el proyecto avanza un paso más en la candidatura de Geoparque para el norte de la provincia.

Las entidades, asociaciones e instituciones públicas que se han sumado a este documento han sido: Universidad de Granada, Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Universidad de Jaén, Grupo de Desarrollo Rural de Guadix, Grupo de Desarrollo Rural Altiplano, Apromontes, Consorcio Montes Orientales, Mancomunidad de Huéscar, Mancomunidad de Baza, Mancomunidad de Guadix, Asociación de Empresarios del Altiplano, Asociación Intersectorial de Empresarios de la Comarca de Guadix, Asociación de Empresarios Comarca Huéscar, Asociación de Turismo del Altiplano, Asociación de Hostelería y Turismo Comarca de Guadix, Asociación Andaluza de Cuevas Turísticas, Asociación para el Turismo Sostenible de las Altiplanicies Granadinas y Andalucía Emprende Fundación Publica Andaluza; además de la Junta de Andalucía, todos los grupos políticos con representación en la Diputación de Granada (PSOE, PP, IU, Ciudadanos y Vamos, Granada) y la propia institución provincial que coordina la candidatura.

El presidente de la Diputación, José Entrena, ha destacado que “para la institución provincial es un momento muy importante”. “Estamos muy ilusionados y creemos que vamos a presentar un buen proyecto para que sea reconocido por la UNESCO”, ha afirmado, y ha reiterado que “queremos llegar a la meta, que es conseguir la declaración patrimonial, pero también es importante el camino que todas las instituciones que participan vamos a hacer juntos poniendo en valor este territorio”.

En este sentido, el presidente ha destacado el gran trabajo que se ha hecho por todos los participantes, haciendo posible “la firma de este protocolo con el objetivo de impulsar   este espacio tan importante en Granada, que tiene un valor natural, geológico y cultural en el contexto mundial y que queremos ponerlo de referencia para nuestro desarrollo provincial”.

En el mismo sentido ha intervenido la delegada de la Junta de Andalucía en Granada, Sandra García, que ha apoyado las palabras del presidente y ha añadido el reconocimiento al trabajo que han realizado las asociaciones y los grupos de desarrollo “que ha imperado en este proyecto trabajando de abajo hacia arriba, para que luego las instituciones lo impulsemos y coordinemos”.

Por su lado, el director del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y ex rector de la Universidad de Granada, Francisco González Lodeiro, ha remarcado la importancia de este geoparque, ya que incluye dos atractivos, “el turístico y el científico, dándole valor al territorio”. Además, ha destacado que “España es el segundo país con más geoparques del mundo, por debajo de China”, y que “este tipo de iniciativas en las regiones son las que han hecho que se posicione en este lugar”.

Otra de las instituciones que han participado en la firma ha sido la Universidad de Jaén.  Su rector Juan Gómez ha destacado la “buena relación con Granada y su Universidad”, y ha afirmado que uno de los objetivos de la Universidad de Jaén es “contribuir al desarrollo de los territorios, tanto provinciales como regionales, y esta iniciativa resalta una zona de gran valor para Andalucía”.

Por último, la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha querido felicitar a todos los participantes en esta firma del protocolo de creación del “Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada ya que es el “resultado de un trabajo bien hecho, donde numerosos investigadores han ido trabajando y aportando su conocimiento con los grupos de desarrollo local y los ayuntamientos, para ver cómo ese conocimiento que se genera en los centros de investigación en las universidades ayuda a una transformación social y a un desarrollo socioeconómico del territorio”.

Proyecto de Geoparque

Las tierras, contenidas en los límites de este proyecto de “Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada,” están rodeadas por algunas de las montañas más altas de la península ibérica. Un antiguo río sin salida al mar durante varios millones de años y un antiguo lago alimentado por las aguas de aquel, dejaron testimonio pétreo de los singulares ecosistemas terrestres que se desarrollaron en Europa occidental durante los últimos dos millones y medio de años de historia de la Tierra: los ecosistemas de grandes mamíferos extintos del Cuaternario.

Ríos más recientes (Guadix, Fardes, Guadahortuna, Guadiana Menor, Baza, Cúllar, Castril, Guardal, Galera, Orce, Huéscar) han modelado de forma progresiva estos paisajes durante el último medio millón de años, configurando un territorio salvaje –de naturaleza árida, en ocasiones extrema, formado por millares de cárcavas de múltiples colores- en el que las rocas expuestas en los valles fluviales no sólo cuentan historias de evolución geológica y vida pasada durante el Cuaternario, sino de la evolución de los paisajes y de los ecosistemas por ellos soportados desde hace 250 millones de años de antigüedad.

En las entrañas de éstos valles fuertemente encajados, las rocas relatan la evolución de antiguos mares del Mesozoico, enseñan partes de antiguos límites de placas oceánicas donde volcanes submarinos generaron lavas almohadilladas que hoy forman montañas en el área de Alamedilla. También ayudan a comprender la configuración de la Cordillera Bética a través de estructuras como pliegues y fallas, que en algunos casos siguen activas, generando en ocasiones pequeños terremotos que nos recuerdan su dinamismo, pero que en el pasado, a lo largo del Cuaternario, fueron capaces de generar singulares estructuras en los sedimentos lacustres de esta región, que a día de hoy, y gracias a estos valles, también han quedado expuestas, constituyendo afloramientos de sismitas únicos a escala mundial, a modo de un gigantesco sismograma dibujado en las rocas, como las conservadas en el área de Galera.

La antigua comunicación marina (durante el Mioceno) a través de estas tierras (La Peza, Dehesas de Guadix o el Negratín, entre otros lugares), entre el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo, con el desarrollo, en aquel entonces, de deltas o arrecifes por los que también deambularon delfines; el desarrollo y la evolución de las comunidades de vertebrados terrestres desde hace 6 millones de años, en un registro continuo y único en el continente desde hace 2,5 millones de años hasta casi la actualidad (en Baza, Cortes y Graena, Huélago, Fonelas, Belerda, Villanueva de las Torres); o la ocupación humana del territorio, como parte del cortejo de mamíferos extintos, desde los tiempos primigenios del Cuaternario hasta nuestros días, registrados en yacimientos de Orce, Huéscar, Cúllar o Fonelas, son también historias únicas ocurridas en estos valles granadinos.

En este territorio se encuentra el más extenso, desde la perspectiva territorial, y amplio desde la perspectiva cronológica, conjunto de yacimientos paleontológicos de vertebrados continentales del Cuaternario europeo desarrollados al aire libre, sin el cual, poco o nada sabríamos sobre muchos aspectos de este espectacular y único pasado natural. Todo ello lo explica y se explica, en la geología de la región y es observable gracias a los procesos geológicos y geomorfológicos desarrollados durante el Cuaternario en los Valles del Norte de Granada.