La Junta apoya a los sectores de la almendra y de ganadería de las comarcas del norte de Granada

Granada es la provincia que tiene mayor volumen de producción de almendra de la comunidad andaluza.

Datos Granada

La provincia de Granada es la principal productora de almendra en Andalucía, concentra el 50% de la superficie, existiendo hasta la feche 25 industrias dedicadas a la transformación de este cultivo, 1.858 operadores, 26.687 hectáreas con una producción de 4,1 millón de kilos de almendra en pepita. El importe total de las ayudas agroambientales correspondientes al año 2015, asciende a 5,7 millones de euros, de los cuales 617.974 corresponde a conversión y 5 millones de euros a mantenimiento.

El delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Manuel García Cerezo, ha participado en la inauguración de las VI Jornadas del Almendro Ecológico, organizadas por CRISOL Y ARBORRETO, donde se ha puesto de relieve la importancia de la almendra como cultivo alternativo en la zona norte de la provincia.

En los últimos años se ha experimentado un aumento considerablemente de cultivo de almendra, especialmente la superficie de cultivo en riego, debido fundamentalmente a que sus rendimientos son mayores respecto a los de secano. De ahí que la superficie y la producción de la almendra continua incrementándose todos años, pudiendo alcanzar en regadío el 20% de la superficie total, lo que redundará en una mejora de las explotaciones que las hará más competitivas.

En cuanto al almendro de secano, el delegado manifestó que “deberíamos buscar entre todos nuevas alternativas comerciales que les permita competir con otros productos, de ahí, que se anime desde la consejería a los agricultores, para que transformen sus explotaciones de secano convencional a secano ecológico, lo que les permitirá aumentar sus ingresos”.

Así mismo, ha indicado que la producción de almendra no esta muy concentrada a través Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), ya que la existentes apenas concentran el 16% de la producción, por lo que pongo sobre la mesa la idea que se animen a poner en marcha el proceso de constitución como organización profesional, ya que redundará por un lado en conseguir mejores precios y por otro que los productores asociados podrán beneficiarse de ayudas especificas para frutos de cáscara.