La exclusión de la ‘autopista eléctrica’ de la zona norte puede ser la fuga de inversiones

El presidente de la Diputación de Granada y el alcalde de Baza se reúnen con un directivo de la firma Capital Energy, quien asegura que si no se construye la línea Caparacena-Baza-La Ribina se perderían, solo en el sector renovable, más de 1.100 millones de euros de inversión y 1.500 empleos.

“La provincia de Granada y la zona de afectación del eje Caparacena-Baza-La Ribina no pueden permitirse perder unas inversiones superiores a los 1.100 millones de euros y 1.500 puestos de trabajo”. Así se ha pronunciado el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, quien ha alertado de la fuga de inversiones a otras comunidades si el Gobierno Central no rectifica su decisión, “arbitraria e injustificada”, de excluir del Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica 2015-2020

Entrena ha realizado estas afirmaciones tras mantener una reunión de trabajo con el alcalde de Baza, Pedro Fernández, y con el director de Desarrollo de Negocio de la firma Capital Energy, Pedro Alarcón, empresa dedicada a la promoción, construcción y explotación de instalaciones de producción de electricidad a partir de energías renovables. La citada compañía resultó adjudicataria de 720 megavatios de energía eólica en cualquier lugar del territorio nacional. Pero buena parte de sus proyectos de renovables están previstos en la comarca de Baza, donde los parques eólicos de 363 megavatios planificados por esta empresa supondrían una inversión de 400 millones de euros.

“Si no se construye la línea, perderemos inversiones, empleos y proyectos esenciales para el desarrollo provincial”, ha afirmado el presidente de la Diputación. En este sentido, ha precisado que, por ejemplo, la vuelta del tren a la zona Norte sería imposible. “Sin la subestación de Baza ni la línea de 400 KV, sería inviable la construcción del ramal ferroviario Guadix- Baza- Lorca del Corredor Ferroviario del Mediterráneo”, ha precisado.