BENALÚA. La Guardia Civil detiene a un individuo sorprendido robando en el interior de una vivienda

 

  • El detenido hirió al propietario de la vivienda y a uno de los guardias civiles antes de que consiguieran reducirlo y detenerlo
  • Sobre el detenido pesaba una orden de búsqueda y detención para su ingreso en prisión

La Guardia Civil ha detenido en Benalúa a un conocido delincuente de esa localidad, un hombre de 36 años de edad con numerosos antecedentes policiales, como presunto autor de los delitos de robo con violencia y atentado a agente de la autoridad, y ha recuperado un teléfono móvil, 150 euros y las joyas robadas en el interior de una vivienda de esa localidad.

El detenido fue sorprendido robando en el interior de una vivienda por el propietario durante la madrugada del pasado domingo. Cuando la víctima llegó a su casa se asustó al ver que alguien había roto la reja de una de las ventanas y que dicha ventana y la puerta de la vivienda estaban abiertas. Alertó inmediatamente a la Guardia Civil y decidió entrar y ver qué había pasado en su casa, convencido de que el ladrón ya había huido. Sin embargo, cuando la víctima entró en su domicilio se dio de bruces con el ladrón, comenzó un forcejeo entre ambos y el propietario de la vivienda resultó herido, heridas por las que más tarde tuvo que recibir asistencia médica en el hospital de Guadix.

Justo en el momento en el que el presunto ladrón huía de la vivienda hacia un descampado cercano con su botín: un teléfono móvil, 150 euros y joyas, llegaba una patrulla de la Guardia Civil de Guadix. Los agentes echaron a correr tras él, consiguieron alcanzarlo y en el forcejeo uno de los agentes resultó herido leve.

Una vez detenido, la Guardia Civil recuperó todo lo que este individuo acababa de robar en el interior de la vivienda y se lo devolvió a sus legítimos propietarios.

Posteriormente los agentes comprobaron que el detenido estaba reclamado por un juzgado de lo Penal de Granada desde el año 2017 para que ingresara en prisión a cumplir condena.